Parecía que la mala noche para el Puebla se había terminado la noche del sábado pero no, en  la fecha  12 de la Liga Mexicana  el partido estaba por terminar por  2-2. Pero dicen los filósofos de fútbol, que el partido sólo termina cuando termina.

En adición, después de 47 minutos, el portero argentino Campestrini hecha el balón en el suelo para sacar el balón con el pie.  Cuando lanzó la pelota hacia abajo sin darse cuenta de que detrás todavía estaba el delantero de Chivas. Le entregó  el balón  y el delantero Carlos Fierro   le da a su equipo 3 puntos de oro.