Gracias a su gran rendimiento el arquero del Delfín Sporting Club, Pedro Ortíz, está siendo tentando por dos grandes del fútbol ecuatoriano, Liga de Quito y Barcelona los cuales quieren hacerse de los servicios del jugador.

El portero se expresó sobre la posibilidad de fichar por estos dos clubes y dejó en claro sentir gran afinidad con el club “torero”. Ortíz se siente en su mejor momento y siente tristeza por no ser llamado por Quinteros a la selección: “Mucha gente me dice que si estuviera en un equipo de mayor renombre, ya estaría en la Selección”.

“Desde chico tuve la ambición de jugar en Barcelona, pero soy profesional y defenderé a muerte a Delfín”, afirmó el golero quien tiene contrato con el equipo cetáceo hasta el 2020.