El argentino Enrique Triverio y el paraguayo Pablo Aguilar fueron suspendidos este lunes un año por agredir a árbitros. Esta sanción fue exigida por los silbantes que se opusieron a pitar en el torneo azteca el fin de semana en protesta por el castigo inicial que era de entre 8 y 10 partidos.

“Se ha determinado sancionar a los jugadores Enrique Triverio del Club Toluca y Pablo Aguilar del Club América con un año de suspensión”, informó en un comunicado la Federación Mexicana de Fútbol. Tras conocerse esta decisión, los árbitros no se han pronunciado, por ende, no se sabe si reanudaran sus actividades en los cuartos de final de la Copa México, que se juega en paralelo al torneo y que deberán disputarse este martes y miércoles.