Manchester United fue dominador, generó más cantidad de llegadas y exhibió mayor ambición en Old Trafford. Pero, aún así, debió extenderse hasta la prórroga para deshacerse de Anderlecht por 2-1, con mucho sufrimiento. El tanto de Marcus Rashford en el minuto 107 permitió que los de José Mourinho avanzaran a las semifinales de la UEFA Europa League.

A los 9 minutos, los Red Devils inclinaron la balanza a su favor a partir de un pase largo de Paul Pogba hasta la posición de Rashford, el joven delantero tocó para una de las armas de gol, el armenio Henrik Mkhitaryan, quien pisó el área en soledad y definió con un derechazo bajo.

Pero el conjunto belga mostró su cara más ambiciosa durante el primer tiempo e intentó complicar al dueño de casa a través del buen toque. Fue entonces cuando el disparo de Youri Tielemans dio en el travesaño y el argentino Sergio Romero quedó prácticamente vencido. En el rebote, dos hombres visitantes quedaron enredados entre un marcador local y el argelino Sofia Hanni la encontró servida para inflar la red con su remate.

Todo el misterio que le imprimió Anderlecht al resultado no pudo traducirlo en, siquiera, advertencia para su rival. Porque los de Manchester fueron claros dominadores del complemento.

Sobre la hora, cuando el encuentro ya se encaminaba indefectiblemente a la prórroga, Zlatan recibió un centro, su pierna derecha quedó clavada en el césped y una lesión -preocupante- lo sacó del terreno.

En la segunda parte del tiempo extra, en apenas dos minutos, el pelotazo largo llegó al área y Fellaini, de espaldas al arco, la bajó para Rashford, quien amagó el remate de derecha, se acomodó para la zurda y sacó un remate mordido que provocó el desahogo de todo Old Trafford. Anderlecht llegó y llevó miedo al área mancuniana, pero no logró dar el golpe.

Manchester United gana su lugar entre los cuatro mejores de la Europa League y se suma a Celta de Vigo, Ajax y Beşiktaş, en busca del segundo trofeo continental en importancia.