¡Rafa Nadal, rey de arcilla!

0
25

Puede que el desgaste del partido contra Andy Murray haya pesado en las piernas, pero la muralla que tuvo al frente Stanislas Wawrinka pesó donde más hace efecto: en la cabeza. Rafael Nadal devolvió todo, como en sus mejores épocas, y con un contundente 6-2, 6-3 y 6-1 levantó su décima corona en Roland Garros sumando así su Grand Slam número 15, uno más que Pete Sampras en la lista de máximos ganadores de la historia.

Con 27 tiros ganadores y apenas 12 errores no forzados, el tenista español, quien recientemente cumplió 31 años, celebró como si hubiera ganado el primero, desparramandose en la Philippe Chatrier, ante un público atónito que no pudo disfrutar de más horas de espectáculo debido a la superioridad del ahora número dos del mundo.

De a poco, como la gota que perfora la roca, Nadal fue quebrantando el espíritu del tenista suizo, quien intentó jugando potente, jugando alto, profundo y hasta con grandes ángulos. Pero para todas esas variaciones el español siempre tuvo una respuesta. El contragolpe y la soltura del brazo le permitió al máximo ganador en París desequilibrar el partido a su favor y de qué manera.

Es la tercera vez que ‘Rafa’ gana un Grand Slam sin perder un solo game, igualando en esta lista a Bjorn Borg, quien también lo había hecho en tres oportunidades. Nadal sigue aumentando su leyenda y así lo reconoció la tribuna con un mensaje: “Bravo, Rafa”. El rey de la arcilla está más vigente que nunca.