¡Racing con tres expulsados le dio vuelta y clasifica!

0
47

El Corinthians tendrá una cantera por delante en la Copa Sudamericana. Después de pasar sin dificultades por el modesto Patriotas, Timón conoció la noche del jueves su adversario en los octavos de final de la competición: el Racing. El tradicional equipo argentino arrancó un giro por 3 a 2 en pleno Estadio Atanasio Girardot y despachó a Independiente Medellín, que acabó con sólo ocho jugadores en el campo, y ya había perdido el duelo de ida por 3 a 1.

El primer duelo entre Corinthians y Racing ahora está marcado para el 22 de agosto, en Itaquera, casa alvinegra. Sólo el 21 de septiembre los dos equipos se reencontrarán para definir el clasificado, esta vez en el Estadio Presidente Perón, en Avellaneda.

En el caso de los argentinos, los visitantes sufrieron, pero también mostraron mucho poder de superación, al final, el partido de esa quinta ocurrió apenas una semana después de la presentación del reparto para la pretemporada, El calendario europeo como referencia.

Independiente, entonces, trató de aprovecharse de esa falta de ritmo de los adversarios. A los cinco minutos, Edison Toloza recibió con libertad por la derecha y cruzó el arrastre para Leonardo Castro completar para las redes, en el carrito.

Veinte minutos después, la jugada se repitió en el lado apuesto. Esta vez el cruce fue de Yulián Gómez, pero fue Castro quien nuevamente mandó al fondo del gol, llevando a los aficionados a la locura en las gradas, ya que antes de los 30 minutos de juego los dueños de la casa ya tenían el resultado suficiente para garantizar la vacante En los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Pero el fútbol es fútbol. En la única llegada más peligrosa en el Racing, tras la sobra de un escollo, Federico Matías cruzó y Diego González no desperdició, de cabeza. El gol fue un verdadero cubo de agua fría en los mandantes antes del descanso.

En la segunda etapa, Independiente se lanzó al ataque en busca desesperada por el gol que pudiera llevar la definición a los penales. Pero en un contraataque mortal, Juan Camilo Saiz llevó el brazo a la pelota dentro del área después de ser driblado y cometió un penal. Pablo Cuadra no perdonó y dejó todo igual. De ahí en adelante el juego degringó al equipo de Medellín. Fueron nada menos que tres expulsiones. Edison Toloza, Juan Camilo Saiz y Jonathan Lopera perdieron la deportiva, apelaron y se fueron al vestuario más temprano.

De esta forma, aún dio tiempo a Brian Mansilla aprovechar los espacios para dar la victoria, de vuelta, al Racing.