Clan Juvenil hizo respetar su cancha y goleó 6-3 a una Universidad Católica que se vio ampliamente superada por el cuadro de Sangolquí, en el juego que abrió la séptima fecha de la segunda etapa del campeonato nacional de fútbol.

La primera anotación del encuentro llegaría a los 15 minutos luego de una mano de Andrés López que fue decretada como penal, que fue convertido por Luis Congo. Dos minutos más tarde, el árbitro Daniel Salazar decretó otro penal, esta vez polémico por una supuesta mano del defensa Daniel Patiño. Al cobro fue Wilmer Godoy para poner el 1-1 transitorio.

El 2-1 para el local llegó al final del primer tiempo luego de haber dominado todo el primer tiempo. Jeison Chalá remató sobre la izquierda del arquero Hernán Galíndez, que nada pudo hacer para evitar el tanto. En la parte complementaria parecía que Católica despertaba y en el inicio tuvo dos ocasiones claras de gol en la cabeza de Jordy Caicedo, pero este no estuvo fino frente al arco.

Llegaría así la tercera de los sangolquileños, a los 62 minutos, Luis Checa con golpe de cabeza. El cuarto gol lo marcó a los 73 minutos el joven Óscar Jaramillo, poco después de haber ingresado al campo y tras una jugada individual. La quinta se marcaría cuatro minutos más tarde por intermedio del propio Checa, ahora con el pie, y tras un nuevo pase a profundidad aéreo de De La Cruz.

Cuando parecía que se le venía aún más la noche a los visitantes, Salazar pitó otro penal tras una falta de Jaramillo sobre el lateral Andrés López. Godoy pidió patear y descontó. En los minutos finales se cerraría el marcador. Primero Jaramillo anotaría la sexta para Clan con un zapatazo de fuera del área y cuyo rebote complicó a Galíndez (91’); y luego (92’), Romario Ibarra probaría también de lejos y adornaría el marcador para los quiteños.