El fútbol tiene algunas aristas que son incomprensibles, esta tarde el actual campeón de la Premier League, el Leicester City destituyo a su técnico el italiano Claudio Ranieri, ‘Los Zorros’ como es conocido el club no atraviesa su mejor momento en el torneo doméstico, ayer jugó el partido de ida de los octavos de final de la Champions League como visitante donde perdió 2-1 ante el Sevilla.

En un comunicado en su página web los ‘Foxes’, el vicepresidente Aiyawatt Srivaddhanaprabha señalaba que “esta es la decisión más difícil que hemos tenido que hacer en casi siete años desde que el Kings Stadium compró el Leicester. Estamos obligados a poner los intereses a largo plazo del club por encima de todo sentimiento personal, no importa lo fuerte que sea”.

A su vez Srivaddhanaprabha destacaba la labor del italiano al frente del equipo inglés: “Claudio ha aportado cualidades sobresalientes para el equipo. Gestión, motivación y el enfoque de juego han sido el reflejo de la rica experiencia que siempre supimos que nos traería. Su carisma ha ayudado a transformar las percepciones del club y a desarrollar su perfil a escala global. Siempre le estaremos agradecidos por lo que nos ha ayudado a lograr”.

Fue una decisión difícil la que tomo el club, los técnicos son los hijos de los resultados, puedes ganar un Mundial de Clubes, ser campeón de tu país, sin embargo si tienes una mala campaña la salida más fácil es echar al entrenador antes que a los jugadores, semanas atrás la prensa británica se hacía eco de informaciones donde se decía que los jugadores no estaban conformes con el rendimiento de la presente campaña y que en términos futboleros le estaban haciendo ‘la camita’ es decir no jugaban al 100% porque querían la salida del DT.

En las últimas semanas los propietarios tailandeses del Leicester habían respaldado a Ranieri, el técnico que en mayo pasado les condujo a ganar la Premier en una de las hazañas más increíbles de la historia del fútbol. Sin embargo, los malos resultados que vienen cosechando esta temporada los ‘Foxes’, a un solo punto de la zona de descenso y eliminados de la FA Cup y Copa de la Liga, han precipitado la destitución del técnico.

Foto: Metro-Inglaterra

@josemihe