En un partido con 7 goles, el Delfín logró su objetivo al quedarse en la serie A de nuestro Campeonato Ecuatoriano. Fue un partido lleno de goles y emociones, a tal punto, que el equipo “cetáceo” estuvo a media hora de clasificarse a Copa Sudamericana, ya que Fuerza Amarilla estaba perdiendo en Machala a manos de la Universidad Católica, y con esos resultados le alcanzaba al Delfín para meterse en el torneo internacional.

Sin embargo, el mayor premio para el equipo de Octavio Zambrano fue ganarle al Emelec y quedarse en la serie de privilegio. El Delfin, empezó el encuentro con posibilidades de perder la categoría, y todo iba mal, cuando a los 10 minutos Cristian Guanca abría el marcador para los “millonarios”. Poco después, Robert Burbano puso la segunda y el silencio en el estadio Jocay de Manta. Fue a la media hora de juego, que el Delfín reaccionó, y Maximiliano Barreiro puso el descuento. A jugada seguida, Cristian Márquez marcó el empate y le dio la tranquilidad al Delfín. Pero en un tiro libre, Holguer Matamoros puso en ventaja al CS Emelec, con un gran gol que lo celebró mucho.

Así se fueron al descanso las cosas, y el Delfín, salió preocupado y con un propósito, el de salvar la categoría, lo que finalmente lo iba a conseguir, ya que su goleador, Maxi Barreiro puso el empate y el cuarto tanto para la victoria del Delfín, y claro salvar definitivamente la categoría. Por 15 minutos, el conjunto “cetáceo” con este resultado se metía en Copa Sudamericana, lo que no pasó, debido a que Fuerza Amarilla puso el empate en Machala, lo que le alcanzó para meterse en este torneo internacional por primera vez en su historia futbolística.

El partido terminó con emociones, ya que el Emelec se fue en busca del empate que no llegó, y al final del partido el Delfín logró sus objetivos en esta segunda parte del año. Con este partido, tanto Delfín como el Club Sport Emelec cerraron sus años, el uno salvando la categoría y el otro coronándose como Vicecampeón de nuestro fútbol.