Tras la dura derrota sufrida por Chile a manos de Paraguay por 3 a 0 en el estadio Monumental, Arturo Vidal explotó. Primero en la cancha donde declaró que “hubo cosas antes del partido que molestan, pero hay que seguir. A algunos no les gusta que esta generación dorada siga logrando cosas, pero sabemos quiénes son los que están con nosotros en todos los momentos, por ellos vamos a sacar esto adelante”.

Esto posiblemente aludiendo a que se lo vinculara con un supuesto problema en el casino Monticello. Pero luego a través de Twitter Vidal se fue con todo posteando: “Ahora deben estar felices los mala leche qué hay en este país!!! Pero no se preocupen, cada vez me falta menos para irme!!!”.

El partido de este jueves fue ingrato para Vidal no solo por la derrota, sino porque también marcó un autogol que significó la apertura de la cuenta a favor de Paraguay.