El partido entre Coventry City y Charlton,  tercera división  de Inglaterra, se retrasó debido a cientos de cerdos de plástico tirados en el césped en señal de protesta.

Ahora, el detalle: los  cerditos retorcidos disparados en el campo de la Ricoh Arena es una forma de malestar. El Coventry, ordenó e jugar el partido ya que el Charlton no quería hacerlo. ¿El motivo? Protesta contra los dueños de los clubes (en Inglaterra, el cerdo simboliza la gula y la codicia).

La idea de los cerdos se produjo después de los fans de Charlton se organizaron a través del twitter: “¿Los propietarios de Charlton y Coventry cambiarán? Sólo cuando los cerdos vuelan”.  Anteriormente ya habían hecho algo similar, pero con pelotas de tenis, en octubre del año pasado. Además, ambos equipos marcharon juntos, con carteles de protesta en contra los dueños del club.

Luego de limpiar el campo los cerdos de plasticos, el partido terminó empatado 1 a 1, el Coventry bajó a cuarta división de la liga inglesa.