Tras la victoria agónica conseguida ante el Leganés en el Camp Nou el FC Barcelona sigue un punto debajo del Real Madrid que es líder, sin embargo este triunfo dejo heridas que toda siguen abiertas tras la derrota de 4-0 ante el PSG por la Champions.

Un Barcelona que inauguró el marcador a los 4 minutos por intermedio de Messi tras una asistencia de Suárez, se pensaba que llegaría una goleada sin embargo fue todo lo contrario, el equipo bajo su rendimiento y es aquí donde creció el equipo visitante que mereció sacar algo positivo del feudo barcelonista.

El empate llegaría y el público abucheo al portugués André Gómez, el gol del triunfo lo hizo Messi de penal, en ambos goles el argentino no festejo.

Según el portal web Don Balón la máxima estrella del Barcelona se encuentra enfadado, decepcionado y molesto. La cara del rosarino fue un poema y una señal ya que su equipo no tiene reacción, su juego se perdió, los rivales son superiores desde lo táctico hasta el problema de la desconexión entre el medio campo y el ataque.

Messi está inconforme con la forma de planificar los partidos de la temporada entre Liga, Copa del Rey y Champions, mira como Luis Enrique no sabe reaccionar ante problemas adversos y que no tiene soluciones. El rendimiento de algunos compañeros es otro de los enfados de Messi, el crack cita a tres compañeros suyos que no tienen el nivel para jugar en el Barça: Mathieu, Digne y André Gomes.

El domingo tendrá una dura prueba cuando se enfrente al Atlético de Madrid como visitante en el Vicente Calderón, partido trascendental para los hombres de Luis Enrique si quiere ganar la Liga. El miércoles el Real Madrid visita al Valencia en partido postergado tras la participación de los ‘merengues’ en el Mundial de Clubes.

Foto: The Independent-Inglaterra

@josemihe