En un partido muy bravo, Barcelona venció por 2 – 1 al Atlético Nacional de Medellín. El equipo guayaquileño marcaba su debut después de conseguir el ansiado título nacional el año anterior, mientras que ese mismo año, el conjunto “verdolaga” levantaba la Copa Libertadores de América derrotando a Independiente del Valle en una final soñada para nuestro país. Así llegaban los equipos a este partido, Barcelona queriendo llegar lejos en el torneo internacional, mientras que Atlético Nacional llegaba a defender su título vigente, y su invicto, ya que en la pasada edición continental no perdió ningún partido en territorio ecuatoriano.

El buen momento futbolístico que atraviesa Atlético Nacional se vio reflejado en el partido, ya que a los 14 minutos se ponía en ventaja silenciado a todo el Monumental. El buen manejo de pelota de los colombianos dio resultado y en una jugada a balón cruzado, J.Mosquera ingresó en el área y derrotó a Máximo Banguera. Pero Barcelona demostró carácter, y 10 minutos después anotó el tanto del empate por medio de su goleador y figura del partido Jonathan Álvez, luego de un tiro de esquina bien ejecutado por Matías Oyola. Este gol más que el empate, fue la confianza. El golpe anímico fue enorme.

Al finalizar el primer tiempo, después de un saque largo de Banguera, Ely Esterilla aprovechó la confusión de los defensas colombianos y puso un excelente pase a Marcos Caicedo, quien ingresó en el área y con fuerte disparo cruzado venció al arquero Armani, dando la ventaja a Barcelona y el delirio a sus hinchas. sin duda, fue el primer mejor tiempo del cuadro “canario” en este año.

Ya en el segundo tiempo, Atlético Nacional realizó dos variantes mejorando notablemente su juego, tanto así, que estuvo a punto de anotar el empate, lo que no se dió, ya que la defensa de Barcelona mejoró en su juego destacándose Mena y Aimar. En la parte final, el partido se puso muy fuerte y disputado. Ya en los minutos de reposición, Damián Díaz desafortunadamente salió expulsado en una jugada muy brusca con M.Uribe que igual salió expulsado por caer en la provocación de Díaz.

Así se disputó el partido, de principio a fin, con grandes emociones, expulsiones, y con el viejo romance entre el balón y la red, que en este caso le dio la victoria al “idolo del Ecuador”. Un primer tiempo total de Barcelona en posición y dominio, y un segundo tiempo del Atlético Nacional, fue la tónica de este primer encuentro del grupo A de la Copa Libertadores de América. Para la siguiente fecha, Atlético Nacional recibe en Colombia al Botafogo (que derrotó 2 – 1 a Estudiantes de la plata en partido simultáneo), mientras que Barcelona visita a Estudiantes en Argentina.